Entrevistas 15 December, 2021

Entrevista a Sebastian Idelsohn, Co-Founder & Chief Strategy Manager en Ephion Health, empresa spin-off del Centro Tecnológico de Catalunya, Eurecat

DOONAMIS: El uso de la tecnología en el sector de la salud va avanzando a pasos agigantados con la aparición de nuevas e innovadoras soluciones que ayudan a resolver problemáticas complejas y facilitan el control de los pacientes. ¿Qué solución ofrece Ephion Health?

SEBASTIAN IDELSOHN: Ephion Health ha desarrollado una herramienta para proporcionar al personal clínico, que trabaja con enfermedades o condiciones crónicas, una medida objetiva de cómo se ve afectada y cómo evoluciona la funcionalidad del paciente. Esto es fundamental a la hora de poder evaluar o incluso personalizar tratamientos. Hoy en día se utilizan escalas analógicas que dependen del ojo clínico del profesional y además, en muchos casos, se ven alteradas por el estado anímico del paciente el día de la prueba. Nuestra herramienta permite evaluar el “cómo” se mueve o camina el paciente, algo incorporado más en el inconsciente para no poner tanto peso en el “cuánto camina” o “qué tan rápido” lo hace, que es algo que depende más de su voluntad. 

Nuestra herramienta permite evaluar “cómo” se mueve o camina el paciente

DOONAMIS: ¿Quién es vuestro usuario objetivo y qué beneficios obtendrá?

SEBASTIAN IDELSOHN: Como comentaba anteriormente, los centros hospitalarios que llevan patologías crónicas como son las neuromusculares, cardiovasculares o respiratorias o atienden a personas de edad avanzada con fragilidad, están muy interesadas en implantar sistemas que les permitan objetivar la evolución de sus pacientes. El paradigma actual de la medicina es poder actuar pronto y de forma personalizada en función de cómo responde el/la paciente a un tratamiento concreto y nuestra tecnología es un gran soporte para ello. Otro sector importante en que será de gran ayuda disponer de este tipo de herramientas, es en los ensayos clínicos que realiza las compañías farmacológicas para validar el efecto de un nuevo fármaco. Son pruebas muy complejas y costosas que, a la hora de valorar el efecto en la función motora del paciente, todavía se basan en indicadores que han demostrado ser subjetivos y que dependen del estado anímico del paciente. Nuestra tecnología permite objetivar dichos resultados y por ende facilitar el análisis disminuyendo la dispersión. 

Los centros hospitalarios pueden controlar patologías crónicas neuromusculares, cardiovasculares o respiratorias

DOONAMIS: ¿Nos podrías explicar cómo nace el proyecto Ephion Health?

SEBASTIAN IDELSOHN: La idea surge hace unos 5 o 6 años. En la línea de Biomecánica de la Unidad de Digital Health de Eurecat nos reunimos, casi por casualidad y por un tema diferente, con Ofir Arad, un conocido emprendedor en el sector salud. Ofir es padre de un niño con Distrofia Muscular de Duchenne (DMD) y, por su afán emprendedor siempre está atento a oportunidades tecnológicas que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida de los niños con Duchenne. Al explicarle nuestras capacidades de análisis funcional biomecánico con sensores portátiles, enseguida salió la idea de poder aplicarlo a los test funcionales que se hacen en los hospitales de forma analógica. Nos pusimos en contacto con la Asociación de pacientes Duchenne Parent Project Spain, con quien fundamos el Departamento de Innovación Tecnológica que busca dar soporte tecnológico a pacientes y familiares de DMD. Junto a ellos hicimos varios brainstorming con especialistas en enfermedades neuromusculares de hospitales como Vall d’Hebron y Sant Joan de Deu consultando cuales eran sus necesidades tecnológicas reales. De allí nació el proyecto Exorapi, liderado por una conocida start-up llamada Marsi Bionics, y en el que participábamos entre otros, Eurecat y el Hospital Sant Joan de Deu y en la que se trabajó para diseñar un exoesqueleto para niños con DMD. El papel del grupo de Digital Health de Eurecat en dicho proyecto fue justamente sensorizar a los niños para definir de forma precisa el patrón de marcha durante diferentes fases de esta distrofia muscular. Allí es cuando se hace evidente la necesidad de crear una herramienta portátil que ayude al personal clínico a evaluar el estado funcional motor de cada paciente y su evolución en el tiempo a partir de herramientas portátiles y fáciles de implantar en su día a día. Entonces montamos un consorcio potente, liderado por Eurecat e integrado también por los Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona y Rigshospitalet de Copenhague, la Universitat de Barcelona, la consultora especializada en el sector salud Genesis Biomed y la Asociación Duchenne Parent Project Spain y presentamos la idea al programa Innovation by Ideas de EIT Health. Luego de un proceso competitivo complejo nos conceden la ayuda y trabajamos dos años en poner a punto la tecnología y hacer una primera validación en pilotos con pacientes en los hospitales del consorcio. Allí es donde, a partir de la gran aceptación que tenía la nueva herramienta, tanto en los hospitales del consorcio como en otros externos que se acercaron para iniciar nuevos pilotos, es donde nace la voluntad del equipo de crear una spin-off que permita llevar la plataforma al mercado y escalarla a diferentes patologías. Presentamos el proyecto al programa The Collider, del Barcelona Mobile Capital y luego de otro proceso complejo y competitivo conseguimos formar el equipo y, con este objetivo muy claro, fundar Ephion Health. 

DOONAMIS: Crear una solución de este alto nivel tecnológico deber haber sido complicado. ¿Qué retos os habéis encontrado?

SEBASTIAN IDELSOHN: Efectivamente ha sido, y sigue siendo, un proceso complicado pero a la vez muy motivador. El sistema requiere la integración, sincronización y análisis de datos de múltiples sensores de diferentes modelos y marcas. Además, es siempre muy importante, y en el caso de uso clínico en particular, que el sistema sea de fácil uso para un usuario no necesariamente tecnológicamente avanzado/a. Es en este proceso de desarrollo en donde el equipo de Doonamis ha sido de una gran ayuda, aportando conocimiento de forma proactiva. 

Crear la solución ha requerido la integración, sincronización y análisis de datos de múltiples sensores de diferentes modelos y marcas

DOONAMIS: La integración entre Apps y sensores mediante Bluetooth para crear plataformas avanzadas de adquisición de datos se está expandiendo en muchos sectores. En concreto, dentro del mundo de la biomecánica, ¿Qué importancia tiene y que futuro le ves?

SEBASTIAN IDELSOHN: En biomecánica es un sector en que esta tecnología está teniendo un gran interés y un gran impacto, y no solo en la biomecánica clínica sino también en el ámbito del deporte y en el industrial. El registro de datos biomecánicos para monitorizar un proceso concreto existe hace mucho tiempo, pero se limitaba a la simulación en laboratorios, lo cual es un entorno controlado y no del todo real. La aparición de wearables con un buen grado de precisión ha permitido valorar y registrar datos en entornos reales lo cual aporta información muy importante, a la vez que es más accesible 

La aparición de wearables ha permitido valorar y registrar datos en entornos reales (no laboratorios)

DOONAMIS: Para acabar, ¿Qué les dirías a esos centros de tecnología o empresas del sector de la salud que no saben si dar o no el paso hacia las tecnologías móviles?

SEBASTIAN IDELSOHN: Obviamente les animo a hacerlo, pero mi consejo es que lo hagan acompañados de un equipo bien preparado. En una plataforma tecnológica la app es solo la punta del iceberg, y hay un mundo de funciones que van por detrás que son fundamentales: seguridad, gestión de usuarios, usabilidad, conexión, análisis de datos, etc, etc… Es un caso claro en que lo barato puede salir caro por lo que mi consejo es acercarse a profesionales con experiencia en el sector como son Doonamis y Eurecat.

Interested in our services?
Ask us for a quotation!

Request a quotation