Entrevista a Santiago Begué para Doonamis, desarrollo de apps

Entrevista a Santiago Begué, Service Manager de la plataforma Appytest, destinada a asegurar la calidad (QA) de aplicaciones móviles.

DOONAMIS: Appytest es una plataforma de testeo y monitorización para desarrolladores de apps, integradores y empresas usuarias. ¿Por qué es recomendable testear una app antes de lanzarla al mercado? ¿Qué ineficiencias se pueden detectar con Appytest?

 

SANTIAGO BEGUÉ: Desde AppyTest hemos querido siempre centrarnos en la experiencia de usuario. En este sentido, testear una aplicación con AppyTest significa poner el foco desde el minuto cero en la satisfacción del usuario y en obtener la mejor percepción del producto.

Déjame que destaque solo dos de los aspectos más importantes para una validación previa.

La primera, la externalización del test. Con ella el desarrollador se asegura de que, en la fase de pruebas, quedarán al margen sus “vicios” y su visión particular de cómo funciona su producto y este se evalúa con una aproximación agnóstica, “fresca”.

La segunda, es importante que no convirtamos el market en un sandbox. Que nuestros usuarios puedan orientar y colaborar en la mejora de las funcionalidades de la aplicación no significa que se pueda publicar cualquier cosa, me gusta mucho la frase ‘no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión’.

 

[Tweet «.@santibegue: En las apps, no hay una 2a oportunidad para causar una buena primera impresión»]

 

DOONAMIS: Otro servicio que ofrece Appytest es la consultoría para asegurar las políticas de calidad (QA) de las aplicaciones móviles. ¿Cómo explicar a las empresas que se deciden a tener una app que las QA no son un simple formalismo, sino una garantía de su rendimiento y usabilidad, y por tanto de la satisfacción del usuario?

 

SANTIAGO BEGUÉ: La pregunta ya formula precisamente los aspectos más importantes de la consultoría. Por un lado hay una parte formal, sobre todo para no tener problemas con la publicación en las tiendas de aplicaciones, y podemos poner como ejemplo las recomendaciones de Apple, que pueden retrasar durante semanas una publicación, y los aspectos legales, tratamiento de datos de usuarios, permisos para geolocalización, uso de imágenes, redes sociales y un largo etcétera.

Por otro, la garantía de rendimiento, robustez, usabilidad y toda una serie de cuestiones que al final proporcionan en conjunto eso que llamamos experiencia de usuario.

Déjame apuntar aquí que en nuestra experiencia, es fácil olvidar que una aplicación móvil se va a ejecutar en equipos con unas capacidades limitadas en cuanto a capacidad de proceso, memoria y batería, que no siempre vamos a disponer de conexión, o de ancho de banda suficiente, que la geolocalización no va a ser siempre tan precisa como esperamos, que al tomar una foto igual queda oscura, movida o desenfocada y que además, vamos a tener que considerar múltiples versiones de sistema operativo y factores de forma de dispositivos.

Con todo ello, la consultoría pretende mitigar todos estos riesgos y ayudar a los desarrolladores a tenerlos en cuenta desde la fase de diseño.

 

[Tweet «.@santibegue: Appytest mitiga los riesgos legales, formales y de experiencia de usuario de las apps»]

 

DOONAMIS: Ofrecéis también el sello de calidad Appytest, en distintos niveles de certificación: basic, advanced, premium y de privacidad (cumplimiento de la LOPD y afines). ¿Deberían las empresas que lanzan una app pública exigir a los desarrolladores un sello como Appytest?

 

SANTIAGO BEGUÉ: El sello de calidad AppyTest y las extensiones de privacidad, seguridad y accesibilidad nacen con la pretensión de convertirse en un estándar y proporcionar a las empresas y al usuario final un elemento generador de confianza.

El sello de calidad AppyTest proporciona a la empresa un medio para distinguirse como fiable y comprometida con la calidad y las mejores prácticas en movilidad. A los desarrolladores, una herramienta para ayudarlos a mejorar su posicionamiento e incluir en sus proyectos una propuesta de valor añadido en aseguramiento de calidad.

En este sentido, ya trabajamos con la administración pública, que ha incorporado este sello en sus criterios de calidad y actualmente lo exige para la publicación de aplicaciones.
.

 

[Tweet «.@santibegue: La Administración Pública exige el sello de calidad AppyTest en apps móviles»]

 

DOONAMIS: ¿En qué consiste el Labtest, la multiplataforma y multidispositivo de testeo con un público de más de 1.500 dispositivos reales? ¿Qué dirías a los desarrolladores para que no lo vean como un Donkey Kong que pone trabas después de horas de trabajo?

 

SANTIAGO BEGUÉ: Como comentábamos antes, uno de los mayores retos es asegurar, en la medida de lo posible, que nuestras pruebas ofrecen los mayores niveles de cobertura para el parque de dispositivos real de nuestros usuarios.

Aquí, hemos hecho un esfuerzo muy importante tanto en infraestructuras propias como en asociación con otros laboratorios para proporcionar un laboratorio de pruebas con el que poder garantizar esta cobertura. Así, podemos ofrecer cobertura de pruebas en todas las plataformas, iOS, Android, Windows Phone, Firefox, Kindle, etc. Las versiones de sistema operativo de cada una de ellas y sobre todo, una amplia gama de fabricantes, modelos, factores de forma y condiciones de red (3G, 4g, WiFi).

Todo ello con dispositivos reales, con SIM real y distribuidos geográficamente en diversos países.

Podemos así ofrecer garantías de realizar las pruebas con estos dispositivos a través del laboratorio como si tuvieses el dispositivo en la mano y no solo a través de un emulador que no olvidemos, será siempre un emulador.

Para el desarrollador creemos que es todo lo contrario, más allá de probar con todos los dispositivos de familiares, amigos y conocidos, el laboratorio les permite tener un elevado grado de confianza en su aplicación y conocer de forma proactiva cuáles son sus puntos débiles antes de la publicación.

En muchos casos, siguiendo esta política proactiva, sirve también para evaluar el impacto de una nueva versión de sistema operativo o un nuevo modelo antes de que sea ampliamente usado por sus usuarios y en ocasiones, antes incluso de que sea liberado por el fabricante.

El laboratorio se actualiza continuamente con nuevos modelos y versiones de sistema operativo pero además, incorporando nuevos dispositivos como smartwatch y coches conectados para los que ya podemos ofrecer soluciones de test.

 

[Tweet «.@santibegue: Appytest testea apps móviles con dispositivos reales, con SIM real y en varios países»]

DOONAMIS: En tu opinión, como experto conocedor del sector mobile, ¿La ciudad de Barcelona está en la primera línea de las ciudades europeas innovadoras? ¿Qué le falta para destacar sobre las demás?

 

SANTIAGO BEGUÉ: Sin duda, el impulso no solo del MWC sino de toda la comunidad de innovación que se ha organizado alrededor de diferentes iniciativas en Barcelona hacen de esta una de las ciudades punteras en el sector mobile y de la innovación. No solo por el gran número de pequeños emprendedores con grandes ideas, también grandes empresas y corporaciones multinacionales, mas de la que podríamos pensar y de las que salen en prensa, tienen sus centros de innovación y de producción de apps en Barcelona.

Tu segunda pregunta creo que tiene, desde mi punto de vista, una respuesta más estructural, una respuesta de modelo. No es normal que la «enprendiduría» se encuentre con tantas y tantas dificultades administrativas y de toda índole. Tantas trabas para poner en marcha sus iniciativas que muchas se pierden entre los papeles y aunque desde un punto de vista de selección natural estoy seguro que ello redunda en una calidad extra en las que sobreviven, por el camino se quedan muchas por no poder afrontar estas dificultades añadidas.

 

Doonamis Apps para empresas Blog

¿Interesado en nuestros servicios?
¡Pídenos un presupuesto!

Pedir presupuesto