Talent as a Service 5 abril, 2022

La Real Academia Española define la motivación cómo el conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona. Así pues, podríamos decir que la motivación laboral es la manera de transmitir al trabajador una serie de acciones positivas para mantenerlo contento y animarlo a que haga sus tareas de manera más eficiente y positiva. En resumidas palabras, es lo que hace que las las personas funcionen.

Como bien dijo Einstein, “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Uno de los pilares más importantes de una empresa son sus trabajadores. Si los empleados no trabajan bien, es posible que la empresa tampoco, por ello es muy importante la MOTIVACIÓN 💪

El elemento fundamental para la organización y el trabajador

Mantener a un trabajador feliz es sinónimo de éxito en todos los sentidos. Son muchos los factores que influyen en el bienestar laboral cómo el clima social, beneficios sociales, horarios flexibles etc. Y sin duda, la motivación laboral forma parte del elemento más importante para la persona.

La motivación laboral se puede entender como el resultado de la interrelación del individuo y el estímulo realizado por la organización con la finalidad de crear elementos que impulsen e incentiven al empleado a lograr un objetivo. Es la voluntad que caracteriza al individuo a través del esfuerzo propio a querer alcanzar las metas de la organización ajustado a la necesidad de satisfacer sus propias necesidades. El trabajador puede sentirse tan implicado en sus tareas que las llevará a cabo cómo si la organización fuese suya.

El desafío esencial que deben afrontar las empresas en la actualidad es aplicar e intensificar medidas que permitan una correcta motivación laboral. El resultado será la creación de un importante vínculo para establecer la armonía y el equilibrio entre la organización y sus empleados. De este modo, se logrará compensar las necesidades básicas y el empleado sentirá la satisfacción de ser útil y valorado, y lo más importante: sentir que su trabajo es un valor agregado para la empresa.

Hay miles de estudios que afirman y reafirman que la motivación laboral resulta positiva en todos los individuos de un equipo, aunque no hace falta que demos datos concretos, con responder una simple pregunta ya sabemos de su importancia: ¿Nos sentimos más relevantes en una empresa donde nos motivan y valoran nuestro trabajo?. La respuesta es lógica, es por ello que hoy en día las personas consideramos la motivación como un aspecto necesario en todas las organizaciones.

Por otra parte, la motivación va de la mano de la productividad. Pero, ¿Qué entendemos por productividad laboral? La productividad relaciona los resultados obtenidos por un trabajador y los medios o recursos que se han necesitado para lograr dicha producción.

Los factores que influyen en la productividad laboral son varios, entre ellos el salario, el clima laboral, la motivación laboral, los recursos, el entorno, liderazgo, calidad y estado de la maquinaria… El incrementar la productividad laboral puede llevar a nuestra empresa a obtener múltiples beneficios como el ahorro de costes, mayor agilidad o el crecimiento de los beneficios. Por lo tanto, la motivación laboral actúa como una mejora directa de la productividad en la empresa.

Tipos de motivación laboral

La motivación laboral puede clasificarse en tres grandes grupos:

  1. Motivación extrínseca: es aquella que usa elementos externos al sujeto para conseguir su satisfacción personal. Por tanto, son aquellos factores tanto positivos como negativos que se encuentran fuera del control de la persona. Para fomentar la motivación extrínseca de tu equipo de trabajo, se pueden aplicar las siguientes técnicas de motivación laboral:
    • Jornadas laborales: las jornadas de trabajo flexibles funcionan acorde con las necesidades de los trabajadores. En Doonamis contamos con este tipo de jornada, que motiva e impulsa a nuestro equipo a conciliar la vida familiar y laboral.
    • Comisiones o bonos económicos a cambio de un mejor rendimiento laboral. El tema económico es sin duda uno de los mayores impulsadores motivacionales, podemos tener un muy buen clima social pero si el salario es insuficiente no ayudará como incentivo laboral.
    • Condiciones laborales que fomenten el buen clima organizacional. Por ejemplo, espacios limpios, adecuados para el trabajo y con disposición de las herramientas necesarias. Proporcionar todo el material necesario ya adecuado por tal de que el trabajador pueda desarrollar su jornada con la mayor facilidad y bienestar posible. La falta de herramientas para desarrollar el trabajo puede conllevar un impedimento a nivel motivacional.
    • Estabilidad laboral: es el derecho a la continuidad y estabilidad en el empleo, es decir, a no ser despedido si no existe una causa justa. Según un informe de Randstad Workmonitor, el 62% de los españoles estaría dispuesto a intercambiar su salario por estabilidad laboral.
  2. Motivación intrínseca: este tipo de motivación laboral se enfoca en impulsar factores internos de la persona. En otros términos, su objetivo es fomentar el desarrollo personal y la autorrealización. Es aquella motivación que nace desde dentro de la persona. El trabajador en este aspecto no se fija tanto en obtener una recompensa, sino en hacer bien sus tareas. Los trabajadores destacan positivamente aspectos como: el reconocimiento por parte de los superiores, la autonomía a la hora de trabajar, el feedback o escucha activa, el fomento de un buen clima de trabajo o el compañerismo. ¿Qué puede hacer un empleador para que su equipo se sienta satisfecho con el cumplimiento de sus tareas?
    • Reconocer y agradecer el trabajo realizado: con una simple frase cómo; has hecho un muy buen trabajo y estamos muy contentos con ello, puede hacer que el día de tu trabajador se vuelva un magnífico día. Hay que reforzar la autoestima y valorar las capacidades que nos aporta cada miembro del equipo.
    • Escucha activa: es importante conocer los aspectos que más pueden angustiar a tu equipo, aquellos temores o aspectos personales que pueden hacer que se sienta infravalorado. El hecho de escucharlos y ofrecer soluciones puede ayudar a los trabajadores a sentirse mejor. Es importante escuchar (prestar atención a lo que se oye) y no oír (percibir los sonidos).
    • Ofrecer autonomía: es importante no tender a querer controlar y supervisar cada paso que de tu equipo, hay que demostrar que existe una confianza plena en su trabajo. No podemos hacer que se sientan asfixiados, por lo que recomendamos darles autonomía y que realicen su trabajo lo más libre posible.
    • Enriquecimiento del trabajo: romper con las rutinas de trabajo. Es importante que el individuo pueda formar parte de la toma de decisiones, que tenga un papel en la planificación y el diseño de tareas.
    • La participación: los trabajadores deben participar en la planificación de sus tareas diarias. Ellos mismos saben como se desarrolla su trabajo, y por tanto, están capacitados para proponer mejoras para que los procesos sean más eficaces. Crear espacios para el debate y las nuevas propuestas es siempre una excelente manera de promover la participación y aumentar la participación de los empleados.
    • Tratar con respeto: este punto no debería ni explicarse, ya que se trata de algo tan fundamental e importante que debería venir integrado en todos los individuos. A nadie le gusta que lo pisoteen todo el tiempo, ni mucho menos que se sientan inferiores. Es indispensable reunirte con tus trabajadores de vez en cuando para asegurarte de que están contentos con su trabajo, y de éste modo se establecerá una comodidad que hará que puedan hablar contigo de lo que sea que les preocupe.
    • Mejorar el conocimiento: muchos trabajadores tienen el deseo de aprender y conocer más, por eso es importante ofrecer programas de formación o ayudar a costear estudios superiores para satisfacer el deseo personal del empleado de ampliar su conocimiento y competencias.
    • Potenciar los logros: recordar los logros a través de canales de motivación de los empleados puede provocar un aumento de la motivación, ya que se reconoce públicamente el buen trabajo realizado.
  3. Motivación transcendente: es aquel sentimiento que sentimos cuando ayudamos a un tercero o se evita una consecuencia negativa para él (el tercero). Es decir, la motivación que sentimos al ayudar de forma desinteresada a los demás. Es una motivación para los demás, por lo que aquí encajan todos aquellos trabajos que se realizan por propia voluntad. En el ámbito laboral, cada vez es más común que las empresas colaboren con ONGs o realicen actividades solidarias.

¿Es mejor la motivación intrínseca o la extrínseca?

En la sociedad en general abunda sin ninguna duda la motivación extrínseca, muchas personas trabajan de algo que no les gusta simplemente por la recompensa. Al final los humanos trabajamos a cambio de dinero, y muchas veces ya sea por falta de competencias o por otros factores, no podemos trabajar de aquello que realmente nos motiva y nos invita a ser más felices en el trabajo. Por ello es necesario el desarrollo y cambio desde lo extrínseco a lo intrínseco, lo cual es posible haciendo que el sujeto alcance niveles de autonomía en la tarea que realiza y ofreciendo un contexto o ambiente que facilite las relaciones interpersonales.

Frases motivacionales en el trabajo

A continuación, os dejamos las mejores frases que pueden aportar esa motivación adicional a tu equipo💡:

  • “Individualmente podemos hacer muy poco, juntos podemos hacer mucho”, Helen Keller.
  • “El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos”, Michael Jordan.
  • “Es totalmente cierto que puedes tener éxito con mayor rapidez si ayudas a otras personas a tener éxito”, Napolean Hill.
  • “Si quieres progresar, haz que progrese alguien más”, Booker T. Washington.
  • “Si todo el mundo se mueve hacia delante a la vez, el éxito vendrá solo”, Henry Ford.
  • “Muchas ideas crecen mejor cuando se trasplantan a otra mente diferente de la que surgieron”, Oliver Wendell Holmes.
  • “El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día” – Robert Collier 
  • “La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito” – Emerson
  • “Se pueden robar las ideas, pero nadie puede robar la ejecución o la pasión”- Timothy Ferriss
  • “La única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces” – Steve Jobs
  • No conozco la clave del éxito, pero la del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo – Woody Allen

En conclusión, debemos potenciar la motivación de un equipo, sólo así de este modo, conseguiremos una mayor productividad y unos trabajadores contentos con sus tareas diarias. Pasamos muchas horas trabajando, y entre todos podemos lograr hacer de ello un gran crecimiento personal y laboral.

En Doonamis velamos por la motivación de todos los miembros del equipo, y gracias a ello contamos con un potente equipo capaz de crear y desarrollar grandes apps. Confía en nuestro equipo y haremos la mejor App para que impulsar tu empresa, ¡Contáctanos! 📱

¿Interesado en nuestros servicios?
¡Pídenos un presupuesto!

Pedir presupuesto