Consultoría IT 22 marzo, 2022

Hoy en día nuestra información personal se encuentra en una multitud de plataformas, y a veces es normal sentir miedo sobre donde pueden ir a parar los datos. Depositamos una confianza plena en la tecnología, pero a veces, es difícil para algunos tener la seguridad de que nuestro datos se encuentran protegidos. Por ello te explicamos que factores deberías tener en cuenta para asegurarte de la protección de tus datos.

¿Por qué es relevante la seguridad de los datos?

Podríamos definir la seguridad de datos como la práctica de proteger la información digital de acceso no autorizado, corrupción o robo en todo su ciclo vital. Dentro de este tipo de seguridad, nos centraremos en la que más nos puede preocupar a nivel individual: la seguridad en Internet. Ésta podría ser explicada como la rama de la seguridad informática que se dedica a identificar y prevenir todas las amenazas que afectan a la red de redes. Usamos Internet con la finalidad del intercambio de información, y por ello si no tenemos cuidado esta información puede estar en riesgo.

Entre los peligros más habituales que afectan a usuarios y páginas web encontramos: robo de datos (bancarios, personales, etc), virus, phishing (robo de identidad), spam etc.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de ingresar datos?

Os mostramos las claves para averiguar rápidamente si una página web es segura:

  1. Comprobar el dominio de la página web: la finalidad de un dominio es ayudar a los usuarios a encontrar un sitio web. Es el nombre único que recibe un sitio web en internet. Este nombre identifica a una páginas web concreta sin que puedan existir mas de un sitio web con el mismo nombre. Con solo cambiar una letra o número de un dominio, pueden dirigirte a un sitio ilegitimo en el que podrías ser víctima de phishing. Recomendamos que examines bien las páginas en las que entras, y en especial si son webs en las que debes introducir información importante.
  2. La seguridad del navegador: si os fijáis dependiendo del navegador (aunque todos suelen disponer de ello) existe al lado de la url un pequeño candado. Si el candado está cerrado es señal de que la web es segura y puedes navegar libremente. De lo contrario, si está abierto no es segura, no obstante, aparte del candado abierto, el navegador suele estipular textualmente que la página web no es segura. Si hacemos click en el candado, nos pondrá si la web es segura o no. Además, las webs seguras cuentan con un certificado SSL, lo que significa que la url de la web llevará un https en vez de un http.
  3. Herramientas de seguridad web: otra forma de evitar los fraudes sería recurriendo a las alternativas de bloqueo de ventanas emergentes, detener descargas no deseadas e impedir el rastreo. Para evitar fraudes por internet, te recomendamos que accedas a las siguientes rutas según el navegador que uses:
    • Google Chrome: Configuración > Configuración avanzada > Privacidad y seguridad
    • Apple Safari: Preferencias > Seguridad y preferencias > Privacidad
    • Mozilla Firefox: Opciones > Privacidad y seguridad
    • Microsoft Edge: Configuración > Configuración avanzada
  4. Revisar el cifrado: para revisar este aspecto deberemos fijarnos si la URL comienza con HTTP o HTTPS. Es muy importante tener en cuenta si la página está cifrada ya que si envías datos personales y el sitio no está correctamente cifrado, algún desconocido puede tener acceso a esta información y por tanto incurrir en un fraude.

¿Cómo saber si una web es fiable para introducir nuestras cuentas bancarias?

Otro aspecto importante para evitar las estafas es tener en cuenta la seguridad acerca de las páginas web en las que se producen intercambios de productos. Durante la pandemia de la Covid-19 los consumidores online han aumentado un 67% más en 2021 respecto el 2022. Los que más han aumentado el gasto online son los de la generación del “baby boom” (nacidos entre 1946 y 1964), es por ello que paralelamente a este crecimiento de ventas online, también han aumentado los fraudes. Por lo que, os dejamos algunos tips para evitar caer en estos engaños:

  1. Métodos de pago: normalmente las páginas fiables permiten pagar con tarjeta bancaria y otras plataformas como PayPal. Si en alguna web quieren estafarte, lo más probable es que te hagan realizar una transferencia bancaria a una cuenta que ni siquiera está en nuestro país.
  2. Opiniones de Google: Internet nos lo da todo, por eso es importante saber sacar el mayor rendimiento de éste. Cada vez que quieras comprar algún producto a través de una web poco conocida, puedes buscar reseñas y leer las opiniones de otros usuarios.
  3. Tarjetas recargables: os aconsejamos hacer uso de tarjetas recargables, que contengan la cantidad que vamos a gastar. De este modo, si decidiesen estafarte, siempre es mejor que te roben una pequeña cantidad que no todos nuestros ahorros.
  4. Evitar las redes Wi-Fi públicas: a la hora de comprar por Internet es importante hacerlo desde redes que sean seguras. Un consejo sería por ejemplo, no hacer compras desde la red pública de una estación de metro. Ya que no sabemos si la red ha sido diseñada para robar información y datos bancarios.
  5. Phishing: seguro que más de uno ha recibido alguna vez correos de parte de entidades bancarias, o SMS solicitando datos personales y contraseñas de acceso a cuentas bancarias. También a través de WhatsApp se han detectado una multitud de estafas en las que hacen que des “click” a un link para así también pedirte información. Para evitar el phishing recomendamos estar al día con los comunicados de la Policía encargada de investigar estos casos, y ante cualquier duda llamar al banco para confirmar si el mail o SMS enviado ha sido por parte de ellos.

Cómo ya hemos comentado, a causa del crecimiento de las transacciones de compra realizadas vía online, también han aumentado los fraudes y estafas. Según La Vanguardia el cibercrimen crece un 40%, es una gran problemática ya que únicamente se consigue detener al 5% de los ciberdelincuentes. Además, ninguna otra modalidad delictiva ha experimentado un crecimiento así. Lo que sí que está claro es que la tecnología puede resultar muy positiva para los usuarios, pero también para aquellos que quieren hacer el mal, así que antes de ingresar cualquier dato personal es importante tener en cuenta los consejos explicados con anterioridad.

Si te gustaría desarrollar una aplicación y no sabes por donde empezar… 👉 Puedes empezar contactando con nosotros, y te lo explicaremos simple y rápido. Haremos que tu empresa crezca gracias a la digitalización.

¿Interesado en nuestros servicios?
¡Pídenos un presupuesto!

Pedir presupuesto