Hoy estamos en las oficinas de Doonamis con el CEO, Roger Vilanou, con el que vamos hablar sobre el desarrollo de apps y las oportunidades que tenemos hoy en día en el mercado con aspectos relacionados del marketing y cómo se desarrolla y relaciona el mundo de las apps con la tecnología. 

Conociendo a Doonamis 

Cuéntanos un poco para introducirnos en la entrevista y en la temática, ¿a qué se dedica Doonamis?

Doonamis es una empresa especializada en el desarrollo de aplicaciones móviles de alta calidad. Normalmente trabajamos con proyectos complejos que pueden tener componentes incluso de ingeniería, y es donde aportamos valor como compañía. Tenemos más de 10 años de experiencia y contamos con grandes clientes. 

Si nos ubicamos en el mercado de las apps, ¿qué sectores o tipo de empresas están demandando más apps con componentes tecnológicos? 

Al final cualquier empresa es susceptible de requerir una aplicación móvil y puede llegar a pedirnos una app móvil. Nosotros trabajamos para empresas de todo tipo, desde startups, pymes y grandes empresas. 

En el caso de startups nos encontramos que son empresas de reciente creación que tienen un componente importante de innovación tecnológica o que realmente han planteado un modelo de negocio irruptivo con una posibilidad de escalabilidad muy alta. Son un tipo de clientes del que aprendemos muchísimo.

Después, el concepto de pymes y grandes empresas donde lo que buscan este tipo de empresas son herramientas para sus clientes o herramientas para sus propios empleados. Como por ejemplo, herramientas de gestión de empleados o de comunicación con sus clientes. Es interesante también este tipo de clientes porque creamos aplicaciones que son más de gestión pero que también son tecnológicamente avanzadas. 

En cuanto a los sectores, donde vemos proyectos de más innovación y gran desarrollo, normalmente son en el sector salud o el sector también de energía y últimamente también de deportes. Son sectores donde este tipo de aplicaciones son más elaboradas, más complejas y normalmente integran sensores, dispositivos mediante tecnología bluetooth…    

Si nos estuvieran viendo algún directivo de marketing o responsable de nuevo negocio, ¿qué ejemplos destacarías de algunas empresas que mediante una app han desarrollado un nuevo negocio?

Es importante tener en cuenta una cuestión y es que el 92% de españoles tienen un móvil o más. Este es un dato importante para poneros en situación ya que el desarrollo de una aplicación móvil ya es esencial porque de algún modo, es una puerta para poder llegar a los ciudadanos y llegar de una forma con una experiencia muy particular, es decir, muy a medida porque estás en sus vidas directamente. Además, siempre lo acompañas con una buena campaña de marketing ya que es realmente importante utilizar este canal. 

Te podría indicar unos ejemplos interesantes, el primer caso del que te hablaría es el de Naturgy. Naturgy como compañía hizo un proyecto de innovación e I+D el cual se ha transformado en una aplicación real que está en funcionamiento, la app es YoLeoGas. 

La hemos desarrollado desde Doonamis, y utilizamos una tecnología de OCR, es decir, de reconocimiento de caracteres sobre imagen para capturar los dígitos del contador de gas y poder de esta manera, enviar la lectura. Esa información, la entregamos directamente a los sistemas de facturación de Naturgy para que ellos, puedan generar la factura sin necesidad de realizar una manipulación manual de tu lectura. Habitualmente, esto se hace a través de un papel colocado normalmente en el ascensor y tu de forma manual tienes apuntar la lectura.  

Es un ejemplo clarísimo de una empresa de innovación que después se transforma a una aplicación real porque primero se quería validar la tecnología. Una vez validada, se ha convertido en la principal herramienta de lectura de contadores de gas en Naturgy. 

Otro caso interesante, es el de Seat. Seat por ejemplo tiene una aplicación para sus empleados ya que tienen muchos y crearon una aplicación para comunicarse de mejor manera con sus trabajadores. Noticias de empresas, cualquier tipo de documentación, información, cursos formativos… Son aplicaciones que podrías dudar de su función pero sobre todo ahora, que a raíz del Covid-19 cuesta más acceder a los empleados, una herramienta de interna de este tipo es un muy buen ejemplo de poder mejorar la gestión de tu equipo e incluso crear team building. 

Hemos visto Naturgy para cliente final y hemos visto a Seat que es para un cliente interno que son tus empleados. 

La nueva realidad, el Covid-19 y el mercado de las apps

Si nos ubicamos un poco en la parte que nos toca vivir de la realidad donde estamos ahora mismo: el Covid, la pandemia, cómo está afectando a los negocios, a nuestra vida… En el mercado de las apps, ¿cómo lo vive una empresa de desarrollo de tecnología?   

Los primeros meses de pandemia lo vivimos realmente mal, tuvimos proyectos que se cancelaron, se pararon por un tiempo y no fue fácil. En esa fase, también nos llegaron muchas peticiones de presupuesto para aplicaciones especialmente de delivery de restaurantes que querían adaptarse a la situación y poder hacer entrega de comida a domicilio. Lo difícil fue que muchas de estas empresas querían desarrollar la aplicación en sólo un mes, lo cual es una cosa imposible y no se llegaron a formular proyectos de verdad.

Ahora, pasado el verano y con “la vuelta al cole”, el mercado se ha reactivado bastante. No sé si estamos al mismo nivel que el año pasado, yo creo que sí, que estamos llegando. La tecnología es un elemento que está ahí y que seguirá estando ahí. Y de hecho, en la era en la que vivimos ahora del poco contacto, una aplicación o solución tecnológica que digitalice el proceso, que evite el contacto directo o que facilite la gestión en remoto va a ser algo que va a estar presente con lo que todos los negocios deberían estar pensando en este tipo de soluciones. 

La importancia de un buen equipo de trabajo 

Y entonces bien, ¿qué tipo de persona debe liderar el proyecto? 

Quien lidera el proyecto debe ser obviamente un profesional con experiencia y con resultados pero, es clave el equipo que hay detrás. Eso es esencial. Piensa que hacer una app no es fácil, realmente, hacer una buena app es complicado que requiere como mínimo de un buen director de proyecto que lidera el trabajo. Requiere de un buen diseñador gráfico y experto en experiencia de usuario para hacer un producto visual que sea muy usable. Requiere de un equipo de desarrollo, de los programadores y finalmente, el testeador para que alguien nos pueda validar que el producto técnicamente esté bien hecho, que funciona y que realmente cumpla con los objetivos. 

Todo este equipo tiene que funcionar como un reloj, no puede fallar y al menos, desde Doonamis contamos con este equipo de profesionales senior con experiencia. Y además, tenemos un proceso de trabajo muy bueno basado en los 10 años de experiencia que llevamos en el sector y sobre todo basado en las metodologías ágiles, conocidas como scrum. Básicamente, trabajamos por ciclos de 15 días donde se generan nuevos productos con reuniones diarias para detectar cualquier error o bloqueo.         

Claro, porque también puede hacer daño al sector pensar que hay softwares que hacen las apps de manera muy rápida y te encasillan en una app y ya con esto están en el mercado. ¿Qué opinas de esto? 

Esto existe, claro que existe y tendrá su sector y su público aunque nosotros no estamos en este posicionamiento ya que creemos que un proyecto de app tiene que tener cierta calidad porque el usuario es crítico, el usuario cuando descarga una aplicación espera la mejor experiencia posible porque te está comparando con los mejores. La experiencia de usuario es excelente en grandes aplicaciones como redes sociales, plataformas de streaming, delivery… y no va a tolerar experiencias peores en otras apps. 

En ese sentido, intentamos dentro de las posibilidades, crear aplicaciones de alta calidad y esto requiere no forzar una reducción de tiempo y presupuesto, sino que el tiempo de desarrollo tenga sentido y esté acorde con lo que realmente cuesta realizar la aplicación, que el coste sea de relación calidad-buena y a partir de ahí, ejecutar un proyecto serio. 

Esas herramientas tipo desarrollo híbrido o rápido que pueden existir, tiene sentido claro, pero tienen riesgos tecnológicos. A veces, mucha de la tecnología del móvil no se puede aprovechar como por ejemplo, la tecnología NFC, pago por contacto… este tipo de tecnologías más avanzadas en estas herramientas de terceros que no son oficiales y que se han inventado para facilitar el desarrollo pero que no son las oficiales de Google ni de Apple, te pueden dar problemas técnicos y complicar el mantenimiento.

Cliente y proveedor: la importancia de escoger un buen partner 

Y para ahorrar problemas, ¿cómo se escoge un buen proveedor? 

La primera, sería el equipo. ¿Qué equipo hay detrás de este proveedor? ¿Es un equipo senior? ¿No lo es? ¿Dónde está el equipo? Hay que ver las dinámicas, el proceso de trabajo y ver si es ágil. Es importante la experiencia, ya no sólo del equipo sino también de la compañía. ¿Qué portfolio tiene? ¿Qué apps ha hecho? Ahí es muy importante ver las apps que han hecho y el éxito que han tenido, es decir, cuántas descargas y qué puntuación tienen en las tiendas de aplicaciones.

Esto, a nosotros como empresa nos lo piden. Muchos clientes piden referencias sobre qué hemos hecho como empresa y cuántas descargas han tenido. 

Entonces, ¿se llega a pedir hablar con otros clientes?

Si, se llega a pedir e incluso hemos tenido clientes a los que hemos tenido que dar otros contacto de nuestros otros clientes con aplicaciones de más de 100.000 usuarios con sus puntuaciones para tener la referencia. 

Y luego, tenemos que tener en cuenta también el coste porque también tienes que valorarlo. Y siempre digo lo mismo a nuestros posibles clientes, el más económico no suele ser el más bueno y el más caro, hay que ver que te está ofreciendo. Hay que valorar sobre todo la relación calidad-precio. 

¿La empresa también tiene que hacer su propio recorrido interno para detectar la oportunidad de saber qué quiere una app móvil? 

Sí, normalmente parte de una idea. Lo que yo recomiendo es mirar en el mercado la competencia porque siempre va haber competencia ya que siempre hay algo que se parece. Si no es competencia directa, algo que se parezca a otro sector. A partir de ahí ver cómo ha enfocado este otro caso de éxito tanto el modelo de negocio, como la innovación tecnológica, interacción con el usuario… sacar aspectos inspiracionales para ver cómo están enfocados ya que muchas veces no se tiene claro el modelo de negocio.

Claro, a eso me refiero. Porque la empresa antes de llegar al proveedor o partner debería tener claro cuál es el modelo de negocio, por qué quiero la aplicación móvil…  

Es bueno ya tener un trabajo de base porque ya partes de algo pero si no está hecho, para Doonamis tampoco es un gran problema porque nos gusta trabajar en esta parte de brainstorming y compartir ideas. 

La primera fase de contacto con un cliente es una idea, y normalmente no está desarrollada o lo está muy poco. Pero esto, a nosotros ya nos va bien porque ahí tenemos la oportunidad de aportar nosotros sin afectar nada de lo que ya está pensado. Muchas veces, los métodos de pago si que es verdad que a veces no se entienden o no se conoce lo que hay detrás, por ejemplo de las comisiones de método de pago. Es diferente la comisión de pagar con Visa, que es un 0,4% a una comisión de pago con la huella del móvil que Apple o Google Pay se llevan un 30%.   

¿Qué puedo pedirle yo a un partner respecto a los pasos y plannings en el desarrollo de una app? 

Si hacemos una media, para hacer una app se tarda unos 3 meses. En menos de estos 3 meses, una app se podría llegar a hacer pero sin la calidad adecuada. Es verdad, que existen proyectos más largos porque la aplicación es más compleja e incluso hay proyectos que no tienen fin porque están en constante evolución ya que pivotan sobre los resultados o el feedback que recibes del mercado. Si el proyecto funciona, habrá esta actualización y evolución constante. 

¿Cuál es el factor que tú detectes de que muchas apps fracasen? 

La clave está en que la app en sí tenga un valor o aporte un valor real al usuario. Una aplicación, tiene que ser una herramienta que aporte al usuario. 

Otro elemento clave es la promoción de la app, que el usuario sepa que exista. Si publicas una app en cualquier tienda de aplicación y sólo la publicas, no existes. Está ahí pero nadie sabe que está ahí. 

¿Los clientes, esto lo tienen en cuenta? 

Bueno, muchos creen que cuando se publique muchos empezarán a descargar la aplicación como locos, y no es verdad. Hace años, cuando existían muy pocas aplicaciones puede ser que te encontraran y que hubiesen descargas pero ahora, hay tantas apps y tanta competencia que si tú no posicionas adecuadamente tu aplicación en estos mercados y la promocionas, es difícil que tengas descargas. 

Imaginemos que he encargado la app y está todo correcto, ¿cómo mido la efectividad del trabajo que habéis hecho?

El resultado de un buen trabajo se ve si tienes descargas y buenas puntuaciones en las tiendas de aplicaciones, ese el elemento clave. 

Pero, ¿también dependerá de la promoción que yo he hecho? Porque vosotros podéis hacer un trabajo excelente pero si yo no sé moverla…

Correcto, aunque ahí, desde Doonamis tenemos soporte ya que tenemos soporte de marketing para que cuando una app esté publicada podamos darte herramientas para moverla y que una app tenga éxito. 

Por lo que vemos, no sólo es desarrollar y publicar la app, sino que también hay un recorrido de actualizaciones, métricas que puedan fallar… Es un trabajo donde hay un seguimiento. 

Sin duda, el cliente muchas veces no habla de proveedor sino de partner tecnológico porque realmente es un socio tecnológico porque ya se sabe que una aplicación no se va a quedar con la primera versión. Y si esto ocurre, es que la app no funciona y no ha tenido éxito. Porque si funciona, la app va a tener diferentes versiones.

Para ir cerrando la entrevista, ¿qué nos espera en un futuro en el mercado de las apps? 

Específicamente después del Covid va haber un impacto claro, donde vamos a ver muchas herramientas y muchos servicios trasladados a herramientas para gestionar muchas cosas desde el móvil o con solución digital.

Ya está siendo y nos están llegando proyectos de esta línea de aquellas cosas que hacemos en papel o gestiones que son muy manuales, van a pasar a digital. Esto es un impacto inmediato, estoy hablando del próximo año y próximos meses.

Lo que estamos viendo también mucho son los gadgets. Tenemos proyectos de integración de sensores, dispositivos, bicicletas sensorizadas… Es decir, el acceso a la tecnología es omnicanal y podemos entrar desde cualquier punto y todo esto tiene que estar conjuntado. Una app por si sola está bien pero también tendríamos que tener la visión de que esa misma tendría que estar para smartwatch, que puedas acceder desde el reloj o desde cualquier otro dispositivo. Estamos viendo esta evolución más global pero tenemos que tener en cuenta que es difícil porque muchas veces estamos condicionados por los fabricantes de hardware. ¿Os acordáis de las Google Glass? Las gafas de Google de realidad aumentada que ya no existen. A veces, parece que en una cosa está el futuro y después se cancela el proyecto y no hay continuidad. 

Me quedo con la proliferación del smartwatch, creo que es un camino muy claro. Te agradecemos mucho el tiempo que nos has dedicado que ha sido muy interesante para poder conocer el mercado del desarrollo de las apps, cómo se mueve y cómo escoger un buen partner de trabajo.   

Comments

¿Interesado en nuestros servicios?
¡Pídenos un presupuesto!

Pedir presupuesto