Empresa 17 enero, 2023

El Internet de las cosas (IoT, en inglés) es un concepto que se refiere a la conectividad de dispositivos y objetos cotidianos a internet. Lo que permite que estos dispositivos se comuniquen entre sí y con otros dispositivos. Pero, ¿Para qué sirve exactamente?

El origen del IoT

El concepto de IoT surgió a finales de la década de 1990. Cuando se empezó a hablar de la posibilidad de conectar dispositivos a internet para que pudieran comunicarse entre sí y con otros dispositivos.

En los años 60 y 70, surgieron las primeras redes de sensores y dispositivos automatizados, como las redes de control de procesos industriales y las redes de control de tráfico. Y en los años 80 y 90, surgieron nuevas tecnologías, como los sensores inalámbricos y los protocolos de comunicación. Estos permitieron una mayor conectividad de dispositivos.

En el año 1999, Kevin Ashton, un investigador del Auto-ID Center de la Universidad de Cambridge, propuso el término “Internet de las cosas” al describir una red de objetos conectados a internet. El objetivo de esta red era permitir que los objetos pudieran comunicarse entre sí y con otros dispositivos. Lo que permitiría una mayor automatización y eficiencia en la recolección de datos.

¿Cómo funciona el IoT?

El Internet de las cosas (IoT) se refiere a la conexión de dispositivos físicos a Internet, permitiendo que estos dispositivos se comuniquen y compartan datos.

Los componentes del IoT incluyen dispositivos conectados, sensores, actuadores, gateways de comunicación, plataformas de análisis de datos y aplicaciones. Los dispositivos conectados pueden ser cualquier cosa, desde dispositivos de uso cotidiano como electrodomésticos y dispositivos móviles, hasta dispositivos industriales y de automatización.

Los sensores recopilan datos del entorno, mientras que los actuadores realizan acciones en base a esos datos. Los gateways de comunicación permiten que los dispositivos se comuniquen entre sí y con las plataformas de análisis de datos. Las plataformas de análisis de datos recopilan, procesan y analizan los datos recolectados para obtener información útil. Y las aplicaciones proporcionan una interfaz para interactuar con los dispositivos IoT y visualizar los datos recopilados.

Los dispositivos están equipados con sensores y tecnologías de conectividad, como WiFi o Bluetooth, para recopilar y transmitir datos. Los datos recopilados pueden ser utilizados para automatizar tareas, tomar decisiones informadas y mejorar la eficiencia. Además, los dispositivos IoT pueden interactuar entre sí y con sistemas de back-end a través de la nube para proporcionar una experiencia más integrada y personalizada.

¿Qué beneficios aporta en las empresas?

El Internet de las cosas (IoT) ofrece varios beneficios para las empresas, algunos de ellos son:

  1. Mayor eficiencia. El IoT permite a las empresas automatizar procesos y tomar decisiones basadas en datos en tiempo real, esto provoca el aumento de la eficiencia y reduce los errores humanos.
  2. Mejora en la toma de decisiones. El análisis de datos recolectados a través de dispositivos IoT permite a las empresas tomar decisiones más informadas y mejorar la efectividad de sus operaciones.
  3. Costos reducidos. El IoT permite a las empresas monitorear y optimizar el uso de recursos, lo que reduce los costos operativos.
  4. Nuevos modelos de negocio. El IoT permite a las empresas crear nuevos productos y servicios basados en datos y conectividad, lo que abre nuevas oportunidades de negocio.
  5. Mejora en la calidad de servicio. El IoT permite a las empresas aumentar la satisfacción del cliente mediante una mejor atención al cliente y una mayor personalización del servicio.
  6. Mayor seguridad. El IoT permite a las empresas mejorar la seguridad en el lugar de trabajo, mediante el monitoreo de la seguridad y el uso de dispositivos de seguridad inteligentes.

Un claro ejemplo del IoT es en el sector de la medicina. Actualmente, la mayor parte de las interacciones que se establecen entre un médico y un paciente requiere de equipos y dispositivos tecnológicos que permiten la comunicación. Es por este motivo, que existe la necesidad de incorporar internet en muchos de estos dispositivos para que sea posible compartir datos no sólo en tiempo real, sino que también, entre dispositivos médicos

En Doonamis estamos al día de las actualizaciones que suceden en el mundo mobile y de esta manera aportamos todas las soluciones para desarrollar una App, con un resultado de éxito garantizado. ¡Contáctanos y te ayudaremos a crear la App de tus sueños!

¿Interesado en nuestros servicios?
¡Pídenos un presupuesto!

Pedir presupuesto